Qué hacer cuando un niño se golpea la cabeza

Es muy frecuente que, debido a su inquietud y su deseo de explorar el entorno, un niño se golpee la cabeza jugando. Pero ¿cuándo debemos preocuparnos? Aunque en la mayoría de los casos este tipo de golpes no son graves, es importante saber cómo atenderlos y cuáles son las señales que pueden alentarnos de que se trata de una lesión mayor. Por ello, a continuación, te explicaremos qué hacer cuando un niño se golpea la cabeza. Aprende a gestionar esta habitual situación aportando al pequeño los primeros auxilios básicos.

Cuándo llevar a un niño al médico por un golpe en la cabeza

Para saber qué hacer cuando un niño se golpea la cabeza, es imprescindible fijarse en los síntomas del pequeño. Ante todo, no debes mover bruscamente al niño si este se ha dado un golpe en la cabeza, sino que deberás estabilizar su cabeza, levantarlo en bloque y colocarlo sobre una superficie firme que te permita explorarlo con cuidado y decidir si es conveniente una visita de urgencia al médico o no.

Los síntomas habituales después de un golpe de cabeza son:

  • Dolor en la parte posterior de la cabeza.
  • Dolor en la zona del golpe.
  • Aparición de un chichón.

Pero ¿cuáles son los signos de alarma que te indican que debes llevarlo de inmediato al médico? Algunas señales a tener en cuenta son:

  • Confusión o desorientación tras el golpe.
  • Sangrado en nariz u oído.
  • Desmayo o pérdida del conocimiento.
  • Movimientos involuntarios o convulsiones.
  • Alteración en el habla.
  • Problemas de coordinación.
  • Vómitos.
  • Dificultad para despertarse.
  • Visión borrosa.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Debilidad en las extremidades.
  • Hundimiento de la zona golpeada.
  • Si presenta una herida profunda.

En cuanto al llanto, cabe decir que es un indicador importante, dado que muestra que el pequeño no ha perdido el conocimiento. Por otro lado, deberás fijarte en las reacciones del niño durante las 24 y 48 horas siguientes al golpe en la cabeza, para observar si aparece alguna señal de alarma.

Cualquier comportamiento anormal debe estar bajo el conocimiento de un médico, a fin de evitar complicaciones.

Qué hacer cuando un niño se golpea la cabeza

Actuar rápidamente cuando un niño se golpea la cabeza es fundamental para asistirle adecuadamente y evitar daños mayores. Para ello, es importante seguir ciertos pasos que te permitirán auxiliar al pequeño de manera segura:

  • Calma al niño: ante un golpe en la cabeza, el niño estará asustado, ya sea por el dolor o por la situación. Intenta calmarle diciéndole que no pasa nada. Abrázalo, pero con cuidado, intentando no rozar la zona dañada. Es muy importante que, como padres, os mostréis tranquilos. Si estáis alterados, el llanto del niño podría empeorar.
  • Observa sus primeras reacciones: es normal que un niño llore ante un golpe en la cabeza. Sin embargo, comprueba si hay algo extraño en su llanto, así como cualquier otro tipo de reacción anómala que pueda presentar. Ten en cuenta que esta podría ser la primera señal de que estamos ante un golpe un poco más importante.
  • Cura el chichón: intenta bajar la inflamación mediante aplicación de frío en la zona. Puedes utilizar hielo envuelto en toallas o paños.
  • Desinfecta la zona: si el niño se ha hecho una pequeña herida en la cabeza, es necesario desinfectarla y taparla. Si el corte es grande o profundo, habrá que taparlo y llevarlo de inmediato al médico para que pueda desinfectar y saturar la herida.

Es recomendable observar al niño las primeras 24 o 48 horas

¿Puedo darle un medicamento para el dolor?

Para caso de dolor leve o moderado en la zona del golpe existen medicamentos a base de ibuprofeno e indicados para niños, como Nurofen Pediátrico 20mg/ml suspensión oral sabor a fresa  indicado para el tratamiento del dolor de leve a moderado en niños a partir de 3 meses. Consultar al pediatra para menores de 2 años.

Para niños mayores de 7 años existe Nurofen Junior 100 mg cápsulas blandas masticables indicado para el tratamiento ocasional del dolor leve a moderado a partir de los 7 años (20 kg) y hasta los 12 años (40 kg).

No administrar en caso de úlcera gastroduodenal. Lee las instrucciones de estos medicamentos y consulta a tu farmacéutico.

Nurofen Pediátrico y Nurofen Junior son medicamentos de Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.