Cómo ayudar a aliviar la gripe en niños

La gripe es una enfermedad infecciosa de origen vírico que ataca las vías respiratorias, causando síntomas como fiebre, dolor de garganta, malestar, dolor de oídos, nariz taponada, dolor en el pecho, cansancio, dolor de cabeza, etcétera. Si tienes pequeños en casa, sabrás que los niños son grandes transmisores de la gripe, ya que tienen menos desarrollado el sistema inmunológico y tienden a ser menos cuidadosos con su higiene personal que los adultos. Si te preguntas cómo aliviar la gripe en niños, debes saber que, aunque esta enfermedad no tiene un tratamiento particular, podemos tomar una serie de medidas para aliviar los síntomas y favorecer la recuperación de los pequeños. Sigue leyendo para descubrir todo lo que puedes hacer para ayudar al tratamiento de la gripe en niños.

Recomendaciones para aliviar la gripe en niños

Para tratar la gripe en niños, te recomendamos lo siguiente:

  • Dieta sana: el sistema inmunológico de los niños se ve debilitado cuando combaten la gripe, motivo por el cual una dieta sana y equilibrada es esencial para que puedan recuperar fuerzas. Las verduras, los cereales y las frutas como la naranja son alimentos ricos en vitamina A, E y C que ayudarán a acelerar la recuperación del pequeño.
  • Hidratación: además de una dieta sana, debes asegurarte de que tu hijo tome líquido, ya que esto evitará que se le seque la garganta y le mantendrá hidratado en todo momento. Deja agua a mano en su mesita de noche para que pueda ir bebiendo poco a poco y prepárale infusiones y zumos naturales cuando le apetezcan.
  • Descanso: cuando los niños contraen la gripe, es fundamental que descansen tanto como sea posible, ya que combatir este virus requiere grandes cantidades de energía que solo durmiendo podrán recuperar. Evita estresar y preocupar al pequeño, ya que debe estar tranquilo y relajado para favorecer una recuperación rápida.
  • Succión nasal: la congestión nasal es uno de los síntomas más molestos de la gripe, ya que puede producir dolor de cabeza y de oídos. Si quieres evitar estos dolores en tu pequeño, succiónale la nariz con una perilla para extraer la mucosidad y el líquido que le obstruyen las vías respiratorias. Es importante, también, que el niño se vaya sonando la nariz para expulsar los virus de su cuerpo.
  • Remedios para la tos: si el pequeño tiene mucha tos, untar un poco de ungüento mentolado en su pecho puede resultarle muy beneficioso, ya que le abrirá las vías respiratorias y le ayudará a descansar sin interrupciones. Si tu hijo es mayor de dos años, también puedes prepararle té con limón y miel, ya que estos ingredientes son muy beneficiosos para aliviar la tos y dolores como el de garganta o el de pecho. Te recordamos que, aunque la miel es un alimento con muchas propiedades, está totalmente desaconsejado en bebés, ya que podría producirles botulismo.
  • Higiene: la gripe se contagia por vía aérea, de modo que el simple hecho de toser o estornudar puede infectar a otra persona. Si tienes algún pequeño en casa combatiendo la gripe, es importante que mantenga una buena higiene personal en todo momento y que se cubra la boca y la nariz antes de toser o estornudar para evitar contagiar a aquellos que están a su alrededor.
  • Ventila su habitación: es muy importante ventilar cada día su habitación para expulsar los virus. También se recomienda cambiar y lavar sus sábanas, ropa y todo aquello que esté en contacto con el pequeño para eliminar el virus de la gripe.

Si al pequeño le sube la temperatura, se puede administrar un medicamento para la fiebre en niños que ayude a aliviar este síntoma. Nurofen Pediátrico 20mg/ml suspensión oral sabor naranja o fresa o Nurofen Pediátrico 40 mg/ml suspensión oral sabor fresa, son medicamentos a base de ibuprofeno indicados para el tratamiento sintomático de la fiebre a partir de los 3 meses. Para niños menores de 2 años, consultar siempre al médico.