Consejos para aliviar el dolor de garganta en niños

El dolor de garganta en niños es un síntoma muy frecuente cuando se producen resfriados o catarros. Normalmente está provocado por algún tipo de virus y desaparece por sí solo al cabo de unos días. Sin embargo, también hay casos en los que el dolor de garganta lo causa una infección bacteriana, cuyo tratamiento a base de antibióticos solo puede recetar el pediatra.

Muchas veces, para aliviar el dolor de garganta en niños basta con llevar a la práctica una serie de consejos y recomendaciones generales, como los que te traemos a continuación. Con ellos, no solo aliviarás las molestias del pequeño, sino que también podrás prevenir futuros dolores de garganta.

Causas del dolor de garganta más comunes

Muchos padres piensan que los dolores de garganta suelen ser provocados por malos hábitos, como beber agua fría o no proteger bien el cuello de sus pequeños. Sin embargo, aunque todo eso influye, los verdaderos culpables suelen ser los virus y las bacterias.

Cuando esto sucede, la afección viene acompañada de varios síntomas, como pueden ser:

  • Estornudos
  • Congestión nasal
  • Mucosidad
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Fiebre

Aunque el diagnóstico debe hacerlo el pediatra, desde aquí te damos algunas pistas para reconocer las causas principales del dolor de garganta en niños:

Infecciones víricas

Cuando se presenta una infección, normalmente suele ser vírica. Los virus tienen un ciclo de vida muy corto, por lo que solo hay que esperar a que finalice para librarnos de la infección. Por regla general, cuando el dolor de garganta lo ha causado un virus, suele desarrollarse faringitis, laringitis o amigdalitis.

Infecciones bacterianas

Cuando son bacterias las que causan el dolor de garganta, es muy importante empezar un tratamiento antibiótico con tal de frenar la infección del niño, ya que de lo contrario podría extenderse a otras zonas del cuerpo. Solo un especialista puede diagnosticar y ofrecer tratamiento para infección bacteriana de garganta, por ello si se presentan síntomas como fiebre persistente y placas de pus en la garganta, es necesario llevar al pequeño a un especialista.

Alergias

Las alergias son otra de las causas más frecuentes del dolor de garganta. Suelen manifestarse normalmente en épocas en las que la presencia de polen y polvo incrementan, como la primavera y el otoño. En estos casos, es imprescindible acudir al médico para que pueda diagnosticar el agente patógeno que provoca las alergias en el niño.

El humo del tabaco y el polvo

El humo del tabaco, al igual que el polvo, es uno de los principales motivos por los que puede resecarse la garganta del pequeño. Si en casa sois fumadores, lo mejor es tratar de fumar en el exterior del hogar, ya sea en la terraza, balcón o jardín. De este modo, evitarás que el humo se instale en tu hogar y que el pequeño lo inhale.

El aire seco

Los aires acondicionados y calefactores generalmente resecan mucho el ambiente, por lo que pueden producir dolor de garganta, especialmente si el niño respira por la boca.

Independientemente de la causa del dolor de garganta en niños, es imprescindible acudir al médico si tu hijo presenta fiebre y es menor de 2 años, fiebres altas, pus o placas, o si el dolor de garganta persiste durante más de 3 días.

Cómo aliviar el dolor de garganta en niños 

Si tu hijo tiene dolor de garganta, es importante que lleves a cabo estos consejos para favorecer su pronta recuperación:

  • Beber mucha agua y otros líquidos: para el dolor de garganta en niños, es necesario buscar la humectación de dicha zona de manera constante. De ese modo, lo mejor es que el pequeño consuma mucho líquido para aliviar sus dolores de garganta con inmediatez, ya sea agua, zumo o caldo.
  • Comidas y bebidas templadas: también es primordial que las comidas que tome no estén demasiado frías ni muy calientes para evitar irritar aún más su garganta, sino templadas. Tanto igual sucede en el caso de la ingesta de líquidos, si administrar infusiones y tés al pequeño no deben estar muy calientes.
  • Evitar las comidas duras: ante el dolor de garganta, es preferible los caldos y purés a alimentos más duros. Al estar la garganta irritada, tragar alimentos ligeramente duros puede causar más dolor en el pequeño. Los caldos templados, por su parte, aliviarán un poco su dolor y le hidratarán al mismo tiempo.

No obstante, existen medicamentos para aliviar el dolor especialmente indicados para niños, como el ibuprofeno infantil. La gama de productos de Nurofen Pediátrico contiene ibuprofeno y está indicada para el tratamiento ocasional del dolor de leve a moderado a partir de 3 meses de edad. En caso de menores de dos años, consultar al médico antes de administrar este producto. No administrar en caso de úlcera gastroduodenal. Lee las instrucciones de estos medicamentos y consulta a tu farmacéutico.

Consejos para prevenir el dolor de garganta en niños

Los niños, especialmente ante los cambios de temperatura, son muy vulnerables y se convierten en una diana para virus y bacterias, debido a que aún no tienen muy desarrollado el sistema inmunitario. Por ello, compartimos contigo los siguientes consejos para que prevengas los dolores de garganta en niños:

  • Mantén su hidratación: esto es imprescindible tanto para su salud como para evitar que se les reseque la garganta, lo cual les generaría tos e irritación en dicha zona.
  • Protege su cuello: se recomienda proteger su garganta del frío con pañuelos o bufandas durante todo el día, incluso de noche, especialmente en las épocas invernales.
  • Utiliza humidificadores: si tu hogar es muy seco, utilizada humidificadores para evitar que la garganta del niño se resienta.
  • Respirar por la nariz: si has observado que tu hijo tiene por costumbre respirar por la boca, enséñale que debe respirar por la nariz. Si muestra dificultades para hacerlo, es mejor llevarlo al pediatra, ya que podría estar resfriado o sufrir algún tipo de rinitis alérgica.

Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.