Dosis Nurofen Pediátrico 20 mg para niños

El ibuprofeno es un medicamento que actúa en el organismo para el ayudar al tratamiento sintomático de la fiebre y aliviar dolores ocasionales leves o moderados, como el dolor dental, dolor de cabeza o el producido por golpes de carácter leve. Nurofen Pediátrico 20 mg/ml suspensión oral sabor naranja o sabor fresa contiene ibuprofeno y ha sido desarrollado para pequeños a partir de los 3 meses de edad y con un peso superior a 5kg.

¿Para qué sirve Nurofen Pediátrico?

Como ya hemos mencionado, Nurofen Pediátrico contiene ibuprofeno. Se trata de un tipo de medicamento que pertenece al grupo de los antiinflamatorios no esteroideos, también conocidos como AINEs. El medicamento tiende a ayudar a modificar la respuesta del organismo a la temperatura corporal elevada o fiebre, la inflamación y al dolor.    

Esta dosis de ibuprofeno 20 mg se utiliza en niños a partir de los 3 meses de edad cuando presentan síntomas febriles o padecen un dolor leve o moderado, como dolores de cabeza, dentales o los producidos por golpes y contusiones leves. Es importante saber que en los menores de 2 años resulta necesario consultar siempre con el médico antes de administrarlo.  Y para mayores de 2 años, siempre bajo la recomendación del un médico o farmacéutico.

Igual de importante es informar al médico o farmacéutico si el pequeño está ingiriendo otros medicamentos, aunque estos hayan sido adquiridos sin necesidad de receta, y es que Nurofen Pediátrico 20 mg/ml podría afectar el grado de efectividad de otros medicamentos o ser a su vez afectado.  

Dosis de Nurofen Pediátrico 20 mg/ml

En el caso de los niños, los medicamentos deben administrarse en función de su peso y edad. El objetivo es proporcionarles la dosis adecuada que necesitan para aliviar el malestar garantizando en todo momento su seguridad.

Para saber qué dosis de ibuprofeno 20 mg administrar al pequeño, basta con echar un vistazo a la siguiente tabla, donde vienen especificadas las dosis de Nurofen Pediátrico y Nurofen Junior necesarias según la edad y el peso:

*Para menores de 2 años, consultar al pediatra

Cómo tomar Nurofen Pediátrico 20 mg/ml

Es muy importante seguir paso a paso las instrucciones de administración dispuestas en el prospecto de Nurofen Pediátrico 20 mg/ml. En el caso de que exista alguna duda al respecto pregunta al farmacéutico o médico.  No administrar en caso de úlcera gastroduodenal. Leer el prospecto antes de usar este medicamento y consulta a tu farmacéutico.

Resulta importante utilizar la dosis más pequeña que sirva para ayudar a controlar y aliviar el dolor. Es conveniente no utilizar este medicamento más tiempo del que dictamine el médico.

Debes tener en cuenta que la dosis que se ha de administrar depende de la edad y del peso del pequeño. Te puedes guiar por la tabla anterior, aunque la dosis diaria que se recomienda es de 20 mg a 30 mg de ibuprofeno por kg de peso del pequeño. Las dosis individuales estarán repartidas en tres o cuatro tomas cada 6 u 8 horas. No es aconsejable excederse de la dosis máxima diaria de 40 mg de ibuprofeno por kg de peso. El tiempo que pase entre toma y toma depende de la evolución de los síntomas de la enfermedad, aunque en ningún caso podrá ser inferior a 4 horas. 

Nurofen Pediátrico 20 mg/ml suspensión oral es empleado para el alivio sintomático del dolor ocasional leve o moderado y fiebre en niños a partir de los 3 meses de edad. En ningún caso se recomienda su uso en menores de 3 meses o con un peso que sea inferior a los 5 kg. En el caso de menores de 2 años se se debe consultar siempre antes al pediatra. 

Si los síntomas empeoran o persisten una vez pasadas las 24 horas en lactantes entre 3 y 5 meses con un peso superior a los 5 kg, es necesario acudir al médico. En niños a partir de 6 meses y en adolescentes, se ha de consultar al médico si sigue siendo necesario administrar el medicamento transcurridos más de 3 días o si los síntomas persisten o se agravan.  

¿Cómo se administra Nurofen Pediátrico con la jeringa?

  • Lo primero que hay que hacer es agitar el frasco.
  • Una vez hecho, se retira el tapón del mismo, haciendo una ligera presión hacia abajo al mismo tiempo que se gira en el sentido contrario a las agujas del reloj.
  • Se lleva la jeringa al agujero que se encuentra ubicado en el mismo cuello del frasco.
  • A la hora de llenar la jeringa, es necesario invertir la posición del frasco. La operación es muy sencilla. Se sostiene la jeringa y se tira del émbolo hacia abajo de forma suave hasta que el líquido llegue a la marca adecuada en la jeringa.
  • Después, se coloca de nuevo el frasco en su posición normal y se extrae la jeringa del pequeño agujero haciéndola girar muy suavemente.
  • Una vez tengamos la jeringa preparada, se coloca su extremo en la boca del pequeño. Al presionar el émbolo hacia arriba, la suspensión del medicamento se liberará. Hay que hacerlo con suavidad para que el niño pueda ingerirlo cómodamente.
  • Una vez se haya empleado Nurofen Pediátrico, se coloca de nuevo el tapón. En cuanto a la jeringa utilizada, hay que lavarla con agua templada y dejar que se seque para volver a guardarla. Es importante que el medicamento se conserve en un lugar fuera de la vista y del alcance de los niños.

Nurofen Pediátrico es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.